Blogia
ciencialbares

ELEMENTOS QUÍMICOS ESPAÑOLES

ELEMENTOS QUÍMICOS ESPAÑOLES

En 1801, en México, Andrés Manuel del Río, descubrió lo que hoy conocemos como VANADIO.El mineralogista madrileño, a partir del análisis de una muestra de plomo comprobó que contenía un nuevo metal, parecido al cromo y al uranio, y que a partir del mismo se obtenían compuestos de diferentes colores, razón por la que inicialmente se denominó PANCROMO (que en griego significa “muchos colores”). El escepticismo con que fue recibido el descubrimiento por los químicos europeos hizo que hasta el propia A. del Río dudase del mismo. Treinta años más tarde Nils Gabriel Sefström confirmó la existencia del nuevo elemento y pasó a denominarse VANADIO, en honor a la diosa escandinava de la juventud y la belleza, Vanadis.  

WOLFRAMIO o TUNGSTENO fue aislado por primera vez en 1783 por los hermanos riojanos Juan José y Fausto Elhúvar, en Vergara.  A parir de Wolfram, obtuvieron el ácido correspondiente y más tarde lo redujeron con carbón, obteniendo un nuevo elemento metálico de aspecto granular y color gris al que por su procedencia lo denominaron WOLFRAMITA. Más tarde, en muchos países se generalizó el nombre de TUNGSTENO, pese a conservarse el símbolo W.  

El primero en dar a conocer el metal PLATINO  a los científicos europeos fue Antonio de Ulloa, que lo observó en el yacimiento de Choco (actual Colombia), en el transcurso de una expedición geodésica organizada por la Academia de las Ciencias de París, para medir un arco de meridiano.El sevillano Ulloa regresó a Madrid en 1746 y dos años más tarde publicó su célebre Relación Histórica del viaje donde señalaba que en el distrito de Choco había múltiples minas que estaban abandonadas por contener platina, un metal duro que no se alteraba por calcinación (posiblemente Platino nativo).  Por ello, el año 1748 se toma como la del descubrimiento del metal Platino

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres